El soplo

Del Cantábrico al Atlántico 3. De Ribadeo a Foz

♣ Del Cantábrico al Atlántico ♣ #Microhistoria ♣ Etapa 1 ♣ De Ribadeo a Foz: 37 kms ♣ 03-08-17 ♦ Episodio 117

 

En episodios anteriores: Mochila de supervivencia y Motivos para viajar

 

LOADING #microhistoria…………………………………………………………..

23.59 hrs. Madrid. Ajusto la mochila. En este momento no puede fallar nada. No hay marcha atrás. Eso nunca se me dio del todo bien. Me tomo esa cerveza de rigor antes de cualquier aventura, hay un estudio que indica que la levadura es buena para soñar, el resto de estudios no me importan en ese momento. Me meto en la cápsula de un Alsa interpueblos.

Camino al norte, rumbo a Galicia, #damegalicia, había ganas. Rumbo a Ribadeo. Por la duración del viaje, supongo que camino a la Luna. Releo un trocito de “La mirada del viajero” de Sergi Latorre.…«dice una expresión…..», me cito con la luna llena que viene bien gorda esta vez, y dejo un espacio para escribir a mi regreso. Vuelvo a mi fiel acompañante, arropado en una funda impermeable y apunto en mi agenda (por cierto, de colores):

«Dice una expresión que los árboles no te dejan ver el bosque; pero cuando viajamos solos, a menudo, lo que hacemos es salir del bosque para contemplarlo en su totalidad. Y todo encaja. Entendemos quiénes somos, qué queremos, dónde estamos y a dónde queremos ir. Y el viaje nos ha enseñado que podemos ir a donde queramos»

 

Las canciones se suceden, y hago un repeat en “Tougher than the rest”. La mirada, el viajero, la vida. Hace un tiempo que (me) determiné ponerme un poco más serio con ella, «¡sí, contigo!», bueno, y ella conmigo. Llegamos a un acuerdo de caballeros, o pacto como diría el Sabina.

Y en una de esas me duermo, apoyado en el frío cristal del asiento 37. Y es verano, pero esto es Galifornia, otro lugar, otras reglas. Con las primera luces del día aparece Ribadeo  nublado, «¡vaya sorpresa!», pero me recibe un personaje muy característico, le llaman por aquí El Chirimiri, allí sentado, como en el resquicio de una puerta, como quien no sabe nada, ni de tiempos ni de partes meteorológicos, y hago camino al andar. Comenzamos….

De Ribadeo  a Foz

Mi objetivo, alcanzar Foz. Mucha tralla tras el viaje a la luna. «¿vas de vacas o a morir?» Pero necesito deshacerme del turismo, del calor central de agosto, necesito salir del bosque, ver la luz, toca viajarme de nuevo, reencontrarme. Mochila de supervivencia y motivos para viajar. «Si es que lo llevo todo, ¿por qué nadie lo entiende?…

…en mi mundo raro otra vez»

Reservo 15 minutos para escuchar historias de mar junto a una pareja de las de antes, de las que siguen juntos «¿¡entonces, todos los días del año se acercan a este banco a mirar el cantábrico?!. Se ríen. Me sorprende conocer gente así. Qué sencilla y bonita es la vida cuando te lo cuentan de esta maner

Y sigo andando, me siento un poco Forrest Gump, sin rumbo pero con destino. Y de frente al mar, hacemos un trato, o un truco, yo le digo tal, ella me dice cuál.

Esto de ser Pez me convierte ciertamente en un enchufado. Y leo otro trozo de ese libro que me acompaña cuando viajo.

“He aprendido que es bueno dar la mano a los ancianos, mirar a los ojos a los moribundos, escuchar música y contar historias”.

Y vuelvo hacia el camino de Ribadeo a Foz,

En el bello pueblo de Rinlo comparto una cerveza con los paisanos, “esto ya ha cambiado mucho”, “el tiempo no es lo que era”, “Así no podemos seguir”, pero yo debo seguir mi camino para encontrarme con la playa de las catedrales, que me espera rodeada de sus pequeñas catedrales que bien pudieron ser el fondo de unos “Piratas del Caribe”, o «si viniera de aquí el título del Libro…..

…”La Catedral del Mar”»

Y me saco mi biografía del silencio de la chistera y me tomo un respiro. Entre tanto pensamiento y tanto calor, la mochila se convierte en mi enemigo. Y el rumbo me lleva por la ruta de las playas a las proximidades de un Foz, que llega a ser un fortín, rodear su ría es una auténtica penitencia, «si ya me dijeron que mucha etapa para tanta circunstancia a las espaldas».

Aquella primera etapa llego de noche pero no tanto como para no descubrir el Airbnb de Juanra. Sólo le pedí una estrella galicia a mi llegada. Junto con Lidia y junto a un cubo de cervezas gallegas nos contamos “Historias del camino del Mar”, “Historias de Ribadeo”, “Historias de Rinlo”, “Historias de San Cosme”, “Historias de Foz”, historias nuestras, historias de la vida. Me siento en el kilómetro cero. Esto acaba de comenzar.

De Ribadeo a Foz ha dejado huella, una deuda pendiente, y ha confirmado que estamos hechos de historias; pero esta es otra historia que debe ser contada en otro momento.

En el próximo episodio, el camino sigue su camino hacia San Ciprian, pero esta es una historia que deberá ser contada en otro momento

 Track Wikiloc  

Powered by Wikiloc
 

Y en Episidios anteriores..

Del Cantábrico al Atlántico 1. Motivos para viajar

Del Cantábrico al Atlántico 2. Mochila de Supervivencia

…Y más Aventuras: Nepal, Islandia, Camiño Dos Faros, Alpes, Subiendo España a un Libro

 

Aventuras

Sigue a este Pez loco en las Redes Sociales

Redes sociales

….Y sus Personajes

Protas

Del Cantábrico al Atlántico

#3 De Ribadeo a Foz

Escrito por Fernando Camacho

Colaborador: +8000

Cada viernes la Soploletter llena de soplos de aire fresco. ¿Entras conmigo? 

📝…y para cualquier duda o sugerencia esta vía de contacto con el Pez 📝