El soplo

Aventura en Siberia 11. Hacia la Isla de Olkhon. Y Fin

♣ Aventura en Siberia 11 ♣ #Microhistoria ♣ Isla Olkhon en Siberia ♣ 002-01-17 ♦ Episodio 128

 

En episodios anteriores: La llamada de SiberiaMoscú en ruso, Historias de IrkutskNoche en el museo de TaltsyCómo conducir hacia Ulán Udé en invierno,Meditación budista en el monsterio de DatsanLocura casual en Ust Barguzin,Lago Baikal, el sueño de una noche de…, explorando el lago baikal, Hacia Sliudianka

 

Sinopsis: «Donde se trata de una cuestión de actitud por carreteras de ensueño en Siberia, de aquellos lugares aún por alcanzar para conectarse con el mundo. Se dedica a los que buscan la isla de Olkhon o de Oljón para cerrar con un punto y aparte antes del preacuerdo con la Antártida como punto final

Cuestión de actitud hacia la isla de Olkhon

¡Y cómo explicarlo! Que por fin encontré la isla. No te hablo de “La isla del tesoro” ni de “Náufrago” ni la de “Perdidos”. A mas de 8000 kilómetros de España con más 8000. La última pista. Sólo restaba terminar la partida. Es que siempre he pensado que la vida es cuestión de “Attitude”. La actitud se busca y entonces te encuentra. Si esperas sentado lo que llega es otra cosa. Y te das cuenta que te alcanza. Es como una corriente, un hechizo, una forma de vivir, una doctrina, un pensamiento o una filosofía.

Una puerta abierta no sabes por quién. Y entras. Está muy cerca de todos nosotros. Lo que pasa es que a veces no doblamos la esquina. No tenemos remedio los que entramos por esa puerta. Se abre y se cierra. Tú eliges su estado. Ni es bueno ni es malo. Lo importante es que todo lo que cuentes, CUENTE. Hablamos de actitud. Bueno. A lo que iba. El camino nos lleva hacia la Isla Olkhon en Siberia. Sencillamente la historia de una ACTITUD…o attitude, Einstellung, στάση, 態度.

Isla Olkhon en Siberia

Carreteras de ensueño por Siberia: Olkhon

Carreteras inhóspitas. Nevadas eternas. Paisaje del pasado. En ese viaje me sentí distinto. No sé. Creo que algo más aventurero. Tanto contacto con la naturaleza inundaba mi cabeza de pensamientos. Pienso que llegué a ser muy feliz. Si pudiera medir la felicidad en números, por acciones concretas, y no con vocablos inciertos y generalistas, podría decir que con estos pasos camino a la Isla Olkhon en Siberia fui feliz un 11 sobre 10.

“The Long Road” de Passenger. Es la pista que escuchaba en ese momento. Todo confluía. Todo encartaba. La carretera era larga. El paisaje para volar. Para desplegar alas. Dejando atrás cualquier historia de mi vida, mi estado pasó a un 12 sobre 10. Nunca pensé que llegara alcanzar este punto tan lejano del mundo. Y aún en su estado natural.

Lugares del mundo para alcanzar

Y llegamos al puerto. ¡Qué soledad por favor! ¡Vaya frío dios mío! ¡¿qué c….hago aquí si no hay nada!? Sólo un grupo de japoneses. ¡Están en todos los lados!. Pero había motivo. Delante el lago más grande de Asia y el más profundo del mundo. «Nos volvemos las caras a  Lago Baikal». Le dije. Y en la orilla empezamos a ver las puras aguas del Baikal. No dejaba de nevar. Comillo blanco. Rotura de sensaciones. Miedo escénico. Qué complicado es explicarlo. Estar en ese punto del mundo. Un sueño. Siempre he pensado que hay lugares que nunca alcanzaré, propósitos que quedarán en eso, y lo peor de todo, que existen personas que jamás llegaré a conocer. Pero el Lago Baikal y Siberia ya no formarían parte de ese listado. Y taché “La Isla Olkhon en Siberia”.

Conectados con el mundo de Siberia

La sensación de estar conectado con el mundo. Yo y Tú. Yo. Tú, la isla de Olkhon. Me deleita con belleza sin igual. Siento que cualquier pensamiento pasado o planteamiento futuro es barrido automáticamente de la mente. Sólo quiero disfrutar del presente, y sentirme vivo. Conectado con el mundo pero ajeno al mundo. No creo que nunca pueda invitar a nadie a venir aquí. No te dejes llevar por mis palabras. El frío es aterrador y desolador. Sólo te puede salvar esta especie de conexión. ¿Pero y si no la encuentras? ¿Si no conectas? Quieres morirte pero quieres vivir más que nunca. A buenas horas aceptamos este reto. Y gracias por aceptar ese riesgo. Lo dicho. Conectados con el mundo. Ahora suena “Fast Car” de Tracy Champan. Es que tenemos cierta prisa. El avión sale mañana.

A los que buscan

Y en blanco. Así me quedé. Blanco porque todo lo que veían mis ojos tiraba a esa tonalidad. En blanco porque por mi cabeza no pasaba nada. Es lo bueno. Cuando te quedas en blanco puedes soñar un argumento, tu sinopsis deseada de la película. Sus personajes, el guión, la trama, el desenlace. Un final feliz. Por qué no. Es lo que a uno le enseñan. En blanco puedes viajar en el tiempo, e incluso en el espacio. Ahora me siento extraño aquí. Un poco más. Hace tiempo que me cansé de la vida normal. En blanco escribo el título de mi película deseada: “A los que buscan”…la isla Olkhon en Siberia.

La isla de Olkhon o de Oljón

La isla de Olkhon o de Oljón. En los mitos y leyendas buriatas, Oljón es un paraje poblado por los terribles espíritus del Baikal. Según las leyendas el jan Joto Babai (Хото Бабай) descendió del cielo en la isla de Oljón, enviado a la tierra por los dioses superiores, donde vivió bajo el aspecto de una águila real con la cabeza blanca. Su hijo el jan Jubu Noion (Хубуу Нойон) es el primer hombre que se convirtió en chamán. Por ese motivo, la isla de Oljón es considerada como el centro sagrado del mundo de los chamanes del norte, y el centro supremo es representado por la roca del Chamán. Los cuerpos de los chamanes eran incinerados aquí en tiempos anteriores.

Punto y final. Siberia. Punto y aparte. La Antártida

Y el tiempo pasó. Y sin darme cuenta. El fast car regresó a Irkutsk. Había que volver a España. Es cuando decidimos cumplir la parte final de nuestra misión. De nuestra “Misión Imposible”. Y con los coches nos acercamos a la profundidas del Lago Baikal. Profundo porque podíamos caer a su mundo. Profundo porque era la forma de demostrar la conexión consumada con aquel Lago. Una forma de despedirnos. Punto y final. «No creo que volvamos a vernos. El listado es muy amplio. Bueno. Hasta pronto Baikal». Aquella noche cerramos un preacuerdo con la Antártida. El punto y aparte. Y nos despedimos. Desde aquella ciudad, con ese paraje de enseuño, con ese avión que nos marcaba el fin de una aventura, la aventura en Siberia.

Punto y aparte. Porque ahora entramos en el proyecto de “Las Cinco rutas más bellas del mundo”. Le toca al turno, a ese tercer destino, Perú, Los Andes, “La ruta por la cordillera Huayhuash

Y en Episidios anteriores…

Aventura en Siberia 10. Hacia Sliudianka

Aventura en Siberia 9. Explorando el Lago Baikal por Nochevieja

Lago Baikal, el sueño de una noche de…. Aventura en Siberia 8

Aventura en Siberia 11

Isla Olkhon en Siberia

Escrito por Fernando Camacho

Colaborador: +8000

Cada viernes la Soploletter llena de soplos de aire fresco. ¿Entras conmigo? 

📝…y para cualquier duda o sugerencia esta vía de contacto con el Pez 📝